Agradece la vida. - alfonsoleon.com

 Agradece la vida.

8
Oct
2018
8.10.2018

 Agradece la vida.

Una de las alternativas al positivismo exacerbado centrado en las expectativas referentes al futuro, es el hábito de practicar la gratitud, es decir, el hábito de reconocer y de sentirnos agradecidos por todo lo que tenemos, en vez de centrarnos en todo aquello que nos falta.

La gratitud es la virtud de reconocer los regalos recibidos y tratar de corresponderla con palabras y gestos. Es conectarte con todo lo bueno que te está sucediendo. Reconocer las bendiciones que recibes en tu vida y valorar el apoyo que te dan otras personas. Agradecer genera emociones positivas. Proporciona felicidad tanto a quien la da como a quien la recibe. La palabra “gracias” tiene una alta vibración y es una de las más importantes expresiones de amor. Cuando agradeces sientes que tienes abundancia, sientes que recibes. Cuando te agradecen sientes que has hecho bien. Agradecer constantemente es vivir en el presente. En el momento en que comienzas a agradecer, enfocas tu mente en lo positivo y la alejas de los pensamientos negativos.

Expresar gratitud es otra conducta que ha demostrado que provoca emociones positivas. El ejercicio de expresar gratitud a quien nos ha hecho algún favor pone de manifiesto que mostrar agradecimiento nos provoca una reacción emocional positiva y duradera. Agradecer como respuesta al vivir, puede mejorar nuestra calidad de vida interior. Cuando lo optamos por convertirlo en un ejercicio diario, nuestras experiencias se nos mostrarán llenas de riquezas y nos permite ver el lado positivo de la vida.

Sentir frustración, rabia, impotencia es quizás la respuesta que cualquiera de nosotros daríamos ante hechos desagradables en la cotidianidad. Sin embargo, dejarnos arrastrar por estas sensaciones las consecuencias son peores. Si bien son válidas las quejas y el sentirnos desalentados antes algunas circunstancias también es válido saber que hay un mundo todavía a nuestro alrededor por descubrir y estrategias más eficientes que nos pueden beneficiar. Agradece primeramente a Dios por la vida y a todas aquellas personas que han formado parte de tu vida. Desde el agradecimiento vivirás la vida con mayor plenitud.

Zona de Comentarios